Viajar te cambia la vida

Foto de portada: Capturing the human heart. on Unsplash

Viajar es una experiencia emocionante aunque no siempre es placentera (puede que tengas algún inconveniente en el hotel, en el aeropuerto o hasta de salud). Sin embargo, dicha experiencia te hará madurar, crecer como persona, y a la vez, acumularás en tus recuerdos momentos inolvidables e irrepetibles.

Acá te damos 7 razones por las cuáles cambiarás y ya no serás la misma persona:

1. Paciencia

Viajar pone a prueba tus límites. Puede que el tren que te tengas que tomar se atrase o incluso se cancele, o puede que la fila para visitar un museo o atracción sea tan larga y tediosa que te genere una sensación de ansiedad. En cualquier caso, sea de tu agrado o no, vas a aprender a ser más paciente.

2. Choque cultural

El choque con otra cultura puede que no siempre sea lo esperado y te haga ver ciertas situaciones cotidianas de la ciudad o país que visites que no tenías en mente (ya sea positivo o negativo), aunque el grado de la reacción depende de cada persona. En 2006, se realizó un análisis cuyos resultados arrojaron que 12 turistas japoneses sufren al año el llamado síndrome París, un ataque de nervios que está asociado a la impresión de visitar París por primera vez. Supuestamente, los turistas se desilusionan al enfrentarse a la realidad de lo que es esta gran ciudad, muy diferente a su idea romántica e idealizada que tenían en mente. Esto no impide disfrutar de la misma ya que luego de unos días la persona se acostumbra debido a que lo sucedido anteriormente es una ilusión de la mente.

3. Reforzarás relaciones

No importa con quién viajes, tu relación con ellos se pondrá a prueba. Viajando vivirás momentos de estrés y felicidad, y cada uno se enfrenta a los mismos de manera diferente. Así que tu relación con las personas que viajes se debilitará o se reforzará ya que habrá muchas emociones en juego.

4. Crear nuevos vínculos

Al viajar solo, el estar lejos de casa, rodeado de extraños, te llevará a hacer amistades en los sitios más insólitos e inesperados: tu hotel, un taxi, o en un shopping. Aprovechá esta oportunidad, puede que conozcas gente que realmente valga la pena.

5. Cambio de perspectiva

Probablemente, al momento de viajar tendrás tus ideas formadas acerca de la vida o de una cultura en concreto. Conocer otras costumbres y tradiciones hará que veas la vida de una manera diferente, vas a cambiar de parecer con respecto a muchos temas de la cultura que esperabas conocer como así también de la tuya.

6. Adaptación al cambio

La única constante es el cambio. Este principio aplica tanto a la vida en general, como a los viajes en particular. Al conocer una nueva cultura, sus costumbres tal vez harán que no puedas vivir las tuyas y tendrás que convivir con las nuevas experiencias. Cuanto mejor te adaptes al cambio, mejor vas a poder soportar los imprevistos que surjan.

7. Despego de lo material

Esto realmente va de la mano con el punto anterior, ya que a veces consideramos las cosas materiales como imprescindibles, y puede que cuando viajes no estén siempre disponibles. Así que si, por ejemplo, se rompe tu celular porque lo cargaste con un voltaje equivocado, te vas a dar cuenta de que a fin de cuentas tampoco es tan importante, y vas a apreciar muchas otras cosas que antes no veías por estar utilizándolo.

Aunque viajar no te cambiará de un día para otro o te transformará en alguien totalmente diferente, te ayudará a crecer y madurar ya que tendrás otra perspectiva del mundo. Cuanto más viajes, más amplia será tu visión y más aprenderás sobre ti mismo.

¿Conclusión? Nunca dejes de explorar el mundo.

Escribir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

HTML tags y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>